mircoles, 19 de septiembre de 2018
País

Obreros marcharán contra ley de Superintendencia de Jubilaciones

Obreros y obreras de la Corriente Sindical Clasista (CSC) realizarán una manifestación este sábado y cerrarán la avenida Carlos Antonio López. La movilización es en contra de los senadores que buscan la aprobación de la ley que crea la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones.

A partir de las 11.30 de este sábado, los obreros y obreras de la Fábrica Molinos y Cereales de la Corriente Sindical Clasista (CSC) iniciarán una marcha en repudio a los senadores que buscan la aprobación de la ley de Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones.

Los trabajadores marcharán desde la fábrica, ubicada en Ruiz Díaz de Guzmán y Alférez Silva, e irán hasta la avenida Carlos Antonio López, de Asunción, donde realizarán un cierre intermitente de la arteria.

Se estima la presencia de unas 80 a 100 personas durante la manifestación prevista para este sábado.

"La Corriente Sindical Clasista está en una campaña nacional contra la ley de Superintendencia de Jubilación, cuyo tratamiento se dará el 23 de agosto en el Senado. Según la información que tenemos, hay una mayoría en el Parlamentoque podría aprobar la ley. Hay que tener en cuenta que ya tiene media sanción", dijo Eduardo Ojeda, uno de los representantes de la CSC.

Explicó que la ley de Superintendencia de Jubilaciones afecta a aspectos muy importantes de los trabajadores, porque ya se retira la responsabilidad del Estado en el sistema jubilatorio, lo que califica como un hecho grave porque el Estado no puede desatender la jubilación, según dijo.

Otro de los puntos es que dicha ley autoriza el uso de los fondos jubilatorios. "Van a usar como se le antoja los fondos jubilatorios; también se va a permitir la inversión internacional de los recursos de la jubilación. El Estado podrá disponer en crédito del 100% de los fondos jubilatorios. Eso es grave porque ahora el Estado debe USD 500 millones y jamás pagó al IPS, y esos son recursos que hoy podrían generar una condición de estabilidad en la previsional", contó.

Mencionó además que el otro tema es la privatización. "La capitalización individual ya inserta en la ley que implica que autoriza la privatización, con USD 500.000, una empresa puede estar habilitada para hacer captación de fondos en el sistema jubilatorio", refirió.

Añadió que dicha ley abre la posibilidad de elevar la edad y el aporte para los jubilados. "Se habla de 75 años. Beningo López, que es uno de los voceros importantes del Gobierno, nada más y nada menos que el ministro de Hacienda, habla sobre la posibilidad de elevar la edad. Estos son los elementos que hacen que estemos en contra de la ley", refirió.

"Estamos innovando un sistema de acción, que es desde la fábrica, donde están los sindicatos que hoy están muy reprimidos, muy acorralados, hay mucha presión y más todavía en este último Gobierno del ex presidente Horacio Cartes, que ha generado mucha persecución sindical. Estamos tratando que la clase obrera se revele ante esa opresión y se juegue por sus intereses", contó.

Comentó que realizarán una serie de movilizaciones para poder concienciar a la ciudadanía y convocarla también para el próximo jueves a las 7.00 frente al Congreso Nacional para una manifestación.

El 16 de mayo pasado, el pleno de la Cámara de Diputados, a iniciativa de los representantes de Colorado Añetete, aprobaron el proyecto de ley “Que crea el Consejo Asesor del Sistema Nacional de Jubilaciones y Pensiones, la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones, y establece normas de inversión del Sistema de Jubilaciones y Pensiones”.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda aclaró que la creación de una Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones no modifica la edad necesaria ni los niveles de aportes jubilatorios. Indicó que el organismo solo establecerá los mecanismos para supervisar los fondos.