sbado, 15 de diciembre de 2018
Mundo

Brasil vota mañana, con exmilitar Jair Bolsonaro como favorito

Brasil celebra mañana la primera ronda de las presidenciales, las más polarizadas desde el fin de la dictadura (1964-85), con el exmilitar Jair Bolsonaro liderando los sondeos de intención de votos. La última encuesta de Datafolha le daba 35% frente a 22% para el candidato del PT y de Lula, Fernando Haddad.

BRASILIA (AFP). Los sondeos prevén una segunda vuelta el domingo 28 de octubre entre el diputado Jair Bolsonaro y el excalcalde de São Paulo Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) del encarcelado expresidente Lula da Silva.

Quien resulte electo sucederá a Michel Temer, el más impopular de los mandatarios desde la restauración de la democracia en 1985, y tendrá por misión recomponer la credibilidad del Estado después de años de crisis económica, violencia endémica y escándalos de corrupción.

Si bien Bolsonaro, un excapitán del Ejército, de 63 años, y Haddad, excalcalde, de 55, lideran las encuestan de intención de voto, también concentran el mayor índice de rechazo, en una muestra de las pasiones que agitan al país y que dejaron poco espacio a los candidatos de centro.

La última encuesta Datafolha del jueves da un 35% de intenciones de voto a Bolsonaro, frente a 22% para Haddad; el centroizquierdista Ciro Gomes y el centroderechista Geraldo Alckmin gravitan en torno al 10%.

Los dos favoritos aparecen empatados en las simulaciones de balotaje.

Haddad 

Haddad realizó un ascenso fulgurante desde que fue designado el 11 de septiembre como sustituto del encarcelado expresidente Lula, favorito absoluto hasta que su candidatura fue invalidada a causa de su situación judicial. El exmandatario cumple una condena a 12 años de prisión por corrupción y lavado de activos. 

La campaña se vio sacudida además por el atentado que sufrió Bolsonaro el 6 de septiembre, cuando un individuo le asestó una puñalada en el abdomen en un mitin.

Aunque no pudo realizar nuevos actos públicos, siguió presente en las redes sociales y aumentó sustancialmente su ventaja en las encuestas.

Su popularidad también sobrevivió, e incluso aumentó, después de las masivas manifestaciones de mujeres que el sábado pasado denunciaron el historial de declaraciones misóginas, racistas y homófobas de este admirador de la dictadura militar.

Bolsonaro 

Bolsonaro se hizo más conocido por su retórica inflamada y sus comentarios de tintes homofóbicos, misóginos y racistas que por su labor de casi tres décadas como diputado, en las que logró hacer aprobar sólo dos proyectos.

El mes pasado, estuvo a punto de morir cuando un hombre le asestó una puñalada durante un mitin.

No pudo retomar la campaña en las calles, pero siguió activo en las redes sociales y aumentó sustancialmente su ventaja en las encuestas sobre su más inmediato seguidor, Fernando Haddad.

Casi un tercio de los brasileños le declaran su voto y sus más ardientes partidarios lo llaman “el mito” y lo ven como un “salvador de la patria”.

Venció, además, las reticencias de los mercados, anunciando que en caso de victoria nombraría ministro de Hacienda al economista Paulo Guedes, un partidario de las privatizaciones y de medidas de austeridad para sanear las cuentas públicas.

¿Qué eligen?

Mañana unos 147 millones de brasileños elegirán presidente y vicepresidente, diputados, senadores, gobernadores y legisladores regionales, con urnas electrónicas instaladas en la totalidad de los municipios del país.

Solo 31,7% de los candidatos son mujeres.