domingo, 22 de julio de 2018

Deportes

Sol casi quema el Bosque

Sol de América estuvo a punto de ganarle a Olimpia en el Bosque de Para Uno. No lo pudo hacer por la negligente actuación del árbitro Juan Gabriel Benítez, quien de entrada les anuló un gol legítimo a los azules. Luego expulsó al arquero solense Ortiz, además del técnico Héctor Marecos.

El árbitro Juan Gabriel Benítez empezaba el partido con aplazo. Olimpia mostraba muchas dudas en defensa y mediocampo, siendo presa fácil de los certeros contragolpes solenses. Rojas llevó otro veloz contragolpe saliendo de su área. El “Pinti” Álvarez superó a Díaz y envió el centro que Aldo Vera, de palomita, cabeceó para abrir el marcador. Con el mismo expediente de velocidad y precisión, Pinti jugó con Rojas, este abrió para la llegada del lateral Gustavo Velázquez, quien con remate cruzado asestó el segundo cachetazo al franjeado. Sol empezaba a “quemar el Bosque”, pero cuando su arquero Ortiz se disponía a impulsar un saque de meta, el árbitro lo amonestó por supuesta demora del juego, cuando recién iban 28 minutos del primer tiempo. Ortiz le pidió explicación al juez, y este le mostró la segunda tarjeta amarilla y la roja, desmembrando así al cuadro danzarín, que apeló a un cambio para el ingreso del arquero suplente, Rubén Escobar. Con un hombre menos, Sol siguió siendo superior. Entre Pinti y Rojas, hacían estragos en la defensa olimpista, llegando el primero a su gol, que fue el tercero casi lapidario para el puntero, que veía su invicto desvanecerse. Por festejarlo con un gesto, también fue expulsado el técnico Marecos, como antes lo fue su preparador físico. Olimpia apeló al recién contratado Jorge Ortega. quien fuera de ritmo terminó siendo la salvación franjeada, marcando dos tantos para el empate. Entre los errores del árbitro. también pasó un claro penal no sancionado en el área solense. Fue empate. El juez criticado por ambos lados Ni en el vestuario de Olimpia se salvó de las críticas el árbitro Juan Gabriel Benítez, en el ojo de la tormenta tras el emotivo empate que se registró en Para Uno. “Los árbitros deben estar festejando en el vestuario”, manifestó el arquero Gerardo Ortiz, el expulsado por el juez por doble amarilla. “Se pueden decir muchas cosas, pero me limito a felicitarles a mis jugadores. Por lo menos, podemos caminar tranquilos, irnos al supermercado, estar en la calle. No vamos a tener vergüenza como este cuarteto”, afirmó entre otras cosas el entrenador solense, Héctor Marecos, también expulsado. Por su parte, el técnico franjeado, Daniel Garnero, sostuvo que la labor del soplapitos no fue bueno. “Dio siete minutos de adición, y jugamos seis. Así como hubo errores en los equipos, el árbitro no tuvo un gran partido”, reclamó el DT argentino, quien ya extendió por un año más su contrato con la entidad franjeada.