mircoles, 25 de abril de 2018
Mundo

Tribunal Supremo da luz verde a la detención del ex presidente Lula

La Corte rechazó, por 6 votos a 5, un recurso de hábeas corpus que presentó su defensa luego de que un Tribunal en segunda instancia confirmara su condena a 12 años por corrupción.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil negó ayer, por seis votos contra cinco, el hábeas corpus que podría haber librado de la prisión al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien queda así a un paso de la cárcel, condenado a doce años por corrupción. En un país escindido en dos bloques irreconciliables, con elecciones en solo siete meses que naufragan en la incertidumbre, la Corte sumó otro ingrediente: rechazó el hábeas corpus presentado por los defensores de Lula para evitar su prisión inmediata luego de su derrota en la segunda instancia por un Tribunal de Porto Alegre. Así, el ex presidente queda más cerca de la cárcel. Fue luego de una extensa sesión de más de 10 horas, que se definió pasada la medianoche, con el voto de la presidenta del Tribunal, luego de que las opiniones quedaran divididas en un empate de 5 votos a favor y 5 en contra del recurso presentado por Lula. En su acción, la defensa de Lula sostiene que nadie puede ir a prisión mientras resten apelaciones, que en su caso pasarían aún por el Superior Tribunal de Justicia y la propia Corte Suprema. Sin embargo, una jurisprudencia del propio Supremo establecida en 2016 sí considera que la ejecución de la pena puede comenzar una vez que haya sido ratificada en segunda instancia. En apariencia, no fue Lula el eje de la polémica en la Corte. Esta versó sobre la norma de la Constitución que reconoce el derecho de las personas de apelar a las sentencias en libertad, la famosa "presunción de inocencia". Y tal vez por eso, el debate se mostró "más técnico que político". Y aun bajo la faz técnica, la no concesión del hábeas corpus fue cuestionada por adversarios del propio Lula. Es el caso del ex diputado constituyente José Ignacio, del Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB). manifestaciones. Miles de brasileños se manifestaron ayer a favor y en contra del ex presidente Lula da Silva en al menos 16 de los 27 estados del país mientras la Corte Suprema decidía si le concede un hábeas corpus que le aleje de la prisión tras ser condenado por corrupción. En la capital del país, Brasilia, que contó con un amplio dispositivo de seguridad con 4.000 policías en su zona central, se reunieron tanto simpatizantes como detractores del líder del Partido de los Trabajadores (PT). La Policía Militarizada contabilizó unos 4.000 manifestantes de ambas corrientes en los alrededores de la Explanada de los Ministerios, una céntrica avenida en la que se encuentran todos los edificios del poder público, incluidos el Palacio presidencial, el Congreso Nacional y la sede de la Corte Suprema. En São Paulo, la mayor ciudad de Brasil, simpatizantes del antiguo dirigente sindical realizaron actos en la Avenida Paulista y en otros puntos del centro, mientras que en Río de Janeiro optaron por apoyar a su líder frente a la Cámara Municipal. Las protestas se repitieron en otras importantes capitales del país como Belo Horizonte, Porto Alegre, Recife, Fortaleza, Manaos o Salvador, entre otros. Generales apoyan el mensaje del comandante Al menos 3 generales del Ejército manifestaron su respaldo a una polémica declaración que emitió el comandante de esa fuerza, Eduardo Villas Boas. La declaración, que algunos congresistas interpretaron como una presión sobre la Corte Suprema y otros como una amenaza de golpe de Estado, fue respaldada por los generales activos Cristiano Pinto Sampaio, de la Brigada de Infantería de Selva; José Luiz Dias Freitas, del Comando Militar del Oeste; y Antonio Miotto, jefe del Comando Militar del Sur. Así como lo hizo el general Villas Boas, sus subordinados manifestaron su opinión en sus cuentas en las redes sociales, en las que cuentan con miles de seguidores. "Aseguró a la nación que el Ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución", dijo. efe