lunes, 15 de octubre de 2018
Mundo

Trump y Kim, un histórico apretón de manos

Donald Trump y Kim Jong Un celebran un encuentro histórico y hasta hace poco inimaginable tras décadas de tensiones provocadas por las ambiciones nucleares de Pyongyang.

Los dos hombres, de recorrido y estilos radicalmente distintos y con más de 30 años de diferencia, abandonaron sus respectivos hoteles poco después de las 08H00 (00H00 GMT). El esperado apretón de manos entre el presidente estadounidense y el dirigente norcoreano, en un hotel de lujo situado en la isla de Sentosa, es observado por millones de personas en todo el mundo y tendrá un lugar en los libros de historia. Ambos líderes tendrán una entrevista a solas, antes de un encuentro con sus equipos respectivos y una comida de trabajo. Pero, a pesar del espectacular acercamiento diplomático de los últimos meses, persisten numerosas incógnitas respecto a la cumbre entre los dos dirigentes. Trump, que lleva poco más de 500 días en la Casa Blanca, afronta uno de los momentos más importantes de su presidencia en el escenario internacional, donde ha disgustado a numerosos mandatarios, incluidos algunos de los aliados de Estados Unidos. En una serie de tuits publicados el martes por la mañana desde Singapur, Trump indicó que los preparativos de la reunión “iban bien”. “Pronto sabremos todos si puede haber o no un acuerdo real, a diferencia de los del pasado”, tuiteó, antes de atacar en otro mensaje a los “haters y perdedores” que consideran la cumbre como una concesión arriesgada a Kim, con el que el presidente estadounidense intercambió amenazas e insultos durante meses.