País

Gatillo fácil: Policía Nacional brindará apoyo jurídico a implicados

El subcomandante de la Policía Nacional, Luis Arias Navarro, informó este viernes que la Comandancia brindará asistencia jurídica a los uniformados que realizaron una persecución policial y disparos contra un automóvil que terminó con un menor de 6 años herido. El

El subcomandante Luis Arias Navarro habló este viernes en conferencia de prensa. El alto funcionario de la Policía Nacional aseguró que la prioridad es que el niño herido se recupere y afirmó que la Comandancia está a disposición de la familia del mismo.

En lo que respecta a la postura asumida por la Policía Nacional sobre los dos policías que estaban en servicio, el subcomandante aseguró que recibirán asistencia institucional.

“Creemos que como cabeza de la institución debemos apoyar a nuestro personal como se apoya a cualquier delincuente común. Ellos estaban en cumplimiento de sus funciones. Estamos obligados a brindarles asistencia jurídica, sicológica integral”, aseguró.

Para la asistencia técnica, la Policía Nacional designó al abogado Rolando Alúm, quien durante años integró las filas policiales.

Rolando Alúm aseguró que las barreras policiales están amparadas por la ley y calificó el incidente como un “error humano”, cometido por un agente que fue burlado en su trabajo.

El abogado pidió al Ministerio Público que proceda a formular imputación contra el padre del menor herido, por haber burlado una barrera policial.

Alúm aseguró que ningún Policía dispara a matar y que los disparos efectuados fueron con la intención de detener la marcha del vehículo. Aseguró que a los uniformados no se les enseña a matar.

La fiscala Ana Girala imputó el pasado domingo a los agentes Derlis Sanabria y Juan Amarilla por homicidio doloso en grado de tentativa, omisión de auxilio y lesión corporal en el ejercicio de la función pública, en calidad de autor y coautor, respectivamente.

Los policías participaron de una persecución y efectuaron disparos contra un rodado en el trayecto que une a las ciudades de Luque y San Lorenzo. El hecho culminó con un niño de seis años herido.