Pedro Juan Caballero, 15 de septiembre de 2019
País

Nuevo escrache al intendente de Concepción

Miembros del grupo de ciudadanos indignados de Concepción escracharon el lunes al intendente local Alejandro Urbieta Cáceres (PLRA). El jefe comunal, por su parte, se defendió de las acusaciones y aseguró que los manifestantes no pagan sus impuestos.

El encuentro entre los indignados y el intendente liberal se dio frente a la casa del diputado por Concepción Emilio Pavón (PLRA) ubicada en el barrio Itacurubí de la capital del primer departamento. Al principio eran dos personas las que empezaron a escrachar al jefe comunal, una de ellas fue Deysi Silguero quien a fines del mes de mayo pasado había denunciado a Urbieta Cáceres por violencia contra la mujer.

Silguero empezó a gritar al intendente al tiempo de grabar en su celular todo lo que sucedía, también se observa que Urbieta Cáceres recibió un huevazo en la cabeza.

El político se defendía acusando a la mujer de no pagar sus impuestos y también grababa en su teléfono celular, entre otras cosas mencionaba que Silguero es quien se acercaba a él, es que la justicia dispuso que Urbieta Cáceres no debe acercarse a la mujer tras la denuncia que ella había presentado.

Posteriormente fueron llegando otros integrantes del grupo de indignados que también reclamaron supuestas irregularidades en la administración municipal.

Miembros del grupo de ciudadanos indignados de Concepción escracharon este lunes al intendente local Alejandro Urbieta Cáceres (PLRA). El jefe comunal, por su parte, se defendió de las acusaciones y aseguró que los manifestantes no pagan sus impuestos.

El encuentro entre los indignados y el intendente liberal se dio frente a la casa del diputado por Concepción Emilio Pavón (PLRA) ubicada en el barrio Itacurubí de la capital del primer departamento. Al principio eran dos personas las que empezaron a escrachar al jefe comunal, una de ellas fue Deysi Silguero quien a fines del mes de mayo pasado había denunciado a Urbieta Cáceres por violencia contra la mujer.

Silguero empezó a gritar al intendente al tiempo de grabar en su celular todo lo que sucedía, también se observa que Urbieta Cáceres recibió un huevazo en la cabeza.

El político se defendía acusando a la mujer de no pagar sus impuestos y también grababa en su teléfono celular, entre otras cosas mencionaba que Silguero es quien se acercaba a él, es que la justicia dispuso que Urbieta Cáceres no debe acercarse a la mujer tras la denuncia que ella había presentado.

Posteriormente fueron llegando otros integrantes del grupo de indignados que también reclamaron supuestas irregularidades en la administración municipal.