Pedro Juan Caballero, 21 de agosto de 2019
Deportes

Olimpia llega como puntero al clásico

Olimpia derrotó 3-1 a Sportivo Luqueño en juego de la quinta fecha del torneo Clausura disputado en el Manuel Ferreira. El Decano llega al superclásico del fútbol paraguayo como líder del campeonato. Iván Torres, Antolín Alcaraz y Alejandro Silva, de penal, marcaron los goles franjeados, que sufrió la expulsión de Alcaraz, baja sensible para el clásico.

El Decano, tras perder el lunes frente a Libertad, recibió en el Bosque de Para Uno a Sportivo Luqueño con la posibilidad de ganar y retomar la punta del campeonato tras el triunfo de Nacional ante el Gumarelo, el viernes.

Olimpia tuvo varias bajas en este juego, aunque sí se produjo la vuelta de Roque Santa Cruz en la zona de ataque. Silva y Rojas eran los mejores en el equipo decano, que sufrió atrás cuando quería salir jugando.

Azcona, reemplazante de Aguilar, tuvo un grueso error, que no fue aprovechado por Blas Armoa, quien no pudo dominar la pelota para anotar; también Alcaraz se equivocó en una ocasión, pero Luqueño no pudo aprovechar.

El partido no se jugó bien en la primera etapa: a Olimpia le costó generar jugadas de riesgo, y apeló a los remates de larga distancia de Néstor Camacho y algunas jugadas en las que Éver Caballero, arquero Luqueño, se mostró indeciso a la hora de salir.

El primer grito de gol tardó en llegar. Olimpia no encontraba la fórmula para marcar, hasta que Rodrigo Rojas se llevó la pelota, envío el centro, y Ojeda sacó mal; allí, Iván Torres, de derecha, venció la estirada de Caballero para el primero del Decano. Pudo venir el segundo, pero Silva estrelló la pelota en el palo.

El partido se iba en la primera etapa, y otro error de Juan Ojeda, que había suplantado al lesionado César Benítez, le dio el segundo de la franja. Antolín Alcaraz fue el autor del segundo del local.

La segunda etapa era ver que proponía Luqueño para intentar acercarse en el marcador a Olimpia, que estaba más tranquilo después de marcar los goles en la primera etapa.

A los 52 minutos vino un tiro de esquina para Luqueño; los defensores locales no pudieron despejar, y Juan Ojeda aprovechó para empujar el balón al arco y descontar para su equipo. Luqueño ponía, así, un poco de incertidumbre al partido.

Aún así, Olimpia siguió siendo mejor que su rival. Rojas se hizo del control del juego en Para Uno, Silva estaba bien y Montenegro pudo llegar al segundo, pero su gran remate fue sacado espectacularmente al tiro de esquina por Éver Caballero.

El partido estaba ganando en emociones, ambos equipos llegaban con todo buscando llegar al gol: Olimpia, para aumentar su ventaja; Luqueño para empatar. Pudo lograrlo en una jugada donde Azcona no controló bien la pelota; luego se vino el choque de Lima contra el arquero, el reclamo de Antolín Alcaraz, y el árbitro decidió expulsar a los dos defensores.

Con 10 en cada equipo, el partido fue más abierto; pero Luqueño tuvo la lesión de Blas Armoa. Luqueño ya no podía hacer cambios, y Armoa fue a ubicarse bien adelante, en la posición de nueve. Armoa tuvo una clara ocasión, pero su remate se fue afuera, cuando estaba solo frente al arco.

El propio Armoa no pudo de nuevo anotar en una jugada por derecha de Luis Caballero; Carlos Rolón salvó al tiro de esquina, y allí se produjo la lesión de Iván Torres, que fue reemplazado.

Cuando el partido se iba, vino el penal para Olimpia, y Alejandro Silva puso el tercero para la victoria del Decano, que irá a la Nueva Olla para jugar frente a su tradicional rival por la sexta fecha del Clausura.