Pedro Juan Caballero, 15 de septiembre de 2019
Local

Detienen a tres sospechosos de secuestro y muerte de ganadero en Capitán Bado

Agentes del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional y del Departamento de Investigación Criminal Regional 1 de Capitán Bado,detuvieron en la mañana de este domingo a tres hombres que habrían participado en el secuestro y muerte del estanciero brasileño Dilson Belo, ocurrido el 26 de julio pasado, en la Colonia Cadete Boquerón, lugar donde en la mañana de este domingo fueron detenidos Enrique Galeano Barrios, de 29 años, con antecedentes por robo (año 2013). Además tiene medidas alternativas a la prisión y los hermanos Nelson David y Fabio Diosnel Frutos Ovelar, mayores de edad.

El comisario Nimio Abel Cardozo, jefe del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional, manifestó a que, según las investigaciones, pueden confirmar que estas tres personas habrían participado en el secuestro y muerte del ganadero Dilson Belo, registrado el 26 de julio pasado.

Estas personas fueron capturadas durante un allanamiento en la Colonia Cadete Boquerón a las 05:00 de este domingo, la aprehensión de los hombres se realizó tras los trabajos de investigación que estabna a cargo de los agentes de la Policía Nacional, tanto del Departamentode Antisecuestros y del Departamento de Investigación Criminal de la Regional de Capitán Bado.

El comisario Cardozo refirió que hay una cuarta persona aprehendida, cuya identidad están corroborando, pero aún no pueden confirmar que haya participado en el plagio.

El hecho sucedió el pasado 26 de julio , el ganadero Dilson Belo, de nacionalidad brasileña, y su esposa Librada Romero fueron secuestrados en la zona de Cadete Boquerón, ubicada a 80 kilómetros de Capitán Bado.

Un joven empleado de la familia también fue llevado, pero posteriormente lo dejaron libre con el mensaje de exigencia del monto de USD 100.000 para que los secuestrados sean liberados.

Finalmente, los captores dejaron ir con vida a la pareja del ganadero, pero a él lo asesinaron.

Los criminales se comunicaban en guaraní y huyeron al percatarse de que estaban siendo rodeados por las autoridades; sin embargo, antes de darse a la fuga, dispararon contra Belo.