Pedro Juan Caballero, 18 de enero de 2020
País

“San La Muerte”, el principal sospechoso de crimen con tinte de ritual

Antonio Agüero Ferreira, alias “San La Muerte" o “Payé" se dio ayer por detenido luego de estar casi 2 meses oculto entre los “montes” de Tobatí. Este hombre es el principal sospechoso del asesinato de un hombre que fue encontrado maniatado y con aparente signos de abuso sexual, así como también la escena del crimen y la vida del sospechoso presentan otras particularidades que hace sospechar de algún tipo ritual.

Agüero Ferreira no solo fue la última persona que estuvo con Miguel Ángel González Giménez (43) la noche en la que fue asesinado hace dos meses en Tobatí, Cordillera, sino también presenta algunas particularidades en su vida que hacen creer a los investigadores que habría sido él, junto con un cómplice, el que cometió el asesinato.

San La Muerte “es el principal sospechoso en este caso bastante llamativo y peculiar, no solo por la forma en que se encontró el cadáver y las circunstancias alrededor del cuerpo, sino que también de la vida peculiar que lleva esta persona imputada”, destacó el fiscal Gustavo Sosa, sobre este caso que fuera de las supersticiones, tiene varios elementos llamativos desde el punto de vista de evidencias científicas.

El fiscal primeramente destacó que desde un inicio Agüero Ferreira fue sospechoso, puesto que se encontraba compartiendo junto a la víctima y su esposa unos tragos la noche del asesinato, hasta que ambos salieron a buscar al hijo de la víctima que estaba viniendo hacia su casa. Finalmente, el hijo terminó llegando solo a la vivienda y su padre nunca apareció de vuelta. En la mañana fue hallado sin vida, maniatado y con los pantalones abajo en una especie de estero, no muy lejos de su casa.

Antonio Agüero Ferreira, alias “San La Muerte y Paje. Así es conocido Aguero en su localidad, es conocido con esos peculiares apodos. Realmente nosotros nos manejabamos en la unidad en base al alias, por que la Policía y los pobladores cuando se referían a él, decían esos alias”, aclaró el fiscal sobre la identidad coloquial del imputado.

La esposa del fallecido recordó que cuando su marido y “San La Muerte” salieron a buscar a su hijo, ella le había pedido a este último que le alcance un abrigo para el trayecto. “El que se va a delante es González Gimenez, y el que queda más atrás, es San La Muerte, entonces la esposa de la víctima le entrega esa prenda a Aguero diciéndole: dale esto para llevarle a fulano (su hijo). Y González Giménez es encontrado maniatado con esa prenda”, destacó el investigador.

También, la manera de anudar los amarres que tenía en manos y pies era muy particulares, y tanto la Policía como los pobladores, al ver los nudos directamente los relacionaron con el ahora detenido. “Aparentemente fue en una especie de ritual, porque tenía nudillos, varios nudillos y una cantidad específica que ya no recuerdo tanto, pero que tenían que ver con cuestiones de como lo mataron”, agregó el fiscal.

También cree que el ahora detenido no habría podido actuar solo, teniendo en cuenta la contextura física del asesinado, que era un poco más grande que él sospechado. “Dos puñaladas recibió González Giménez en la parte de la caja toráxica, de manera tal que el cuchillo corta, no rompe la caja toráxica que cubre el corazón. Presumimos que eso lo hizo no solamente una persona, sino dos”, afirmó sobre otro elemento importante de la investigación.

Finalmente, también aguardan los resultados de la muestras obtenidas del cadáver, que se sospecha además pudo ser víctima de abuso antes de perecer. El cuerpo “presentaba ciertas peculiaridades llamativas, como el pantalón abajo. Presentaba rasgos de haber sido abusado, entonces se hizo un isopado y ese resultado no estamos teniendo todavía, y varias otras diligencias periciales más que se hicieron, que podrían arrojar un resulto positivo para saber si estamos ante la personas que cometió ese crimen”, indicó.

El fiscal aclaró finalmente que pese a las sospechas fundada aún no tiene todos los elementos para acusar formalmente a “San La Muerte” por el crimen, pero esperan lograr los elementos en base a las pruebas científicas realizadas al cadáver.