Mundo

Uruguay, preocupado por crisis económica de Argentina

MONTEVIDEO. El ministro de Economía y Finanzas de Uruguay, Danilo Astori, declaró que está “preocupado” por la crisis económica que atraviesa Argentina, aunque aseguró que su país está preparado para afrontar los posibles impactos de esta situación.

“Estoy preocupado porque el funcionamiento de la economía está mostrando desequilibrios muy importantes como la inflación, resultado fiscal, pero sobre todo la evolución del nivel de actividad de la producción, que ha mostrado una trayectoria muy negativa en los últimos años”, explicó Astori.

El ministro enfatizó también que tiene el “deseo” de que “el pueblo argentino sepa encontrar el camino” para corregir esta situación.

Asimismo, admitió que el “deterioro permanente” que ha sufrido Argentina desde 2015 sucedió “mucho más rápido” de lo que preveían su cartera y el Gobierno uruguayo.

“Nosotros desde hace años venimos reduciendo el ‘riesgo argentino’ en el país. Lo logramos sustancialmente en el tema bancario y financiero, Uruguay hoy no tiene el grado de exposición que tenía hace años, sobre todo en la crisis de principio de siglo; hemos logrado también diversificar mercados para disminuir el riesgo del comercio en bienes con Argentina”, acotó.

Sin embargo, detalló que en el caso de los servicios esto no sucede, ya que los argentinos son los mayores consumidores del turismo uruguayo y, si la crisis se profundiza, esto tendrá un impacto en Uruguay.

Respecto al valor del dólar en Uruguay, Astori aseguró que la volatilidad de la moneda estadounidense en Argentina no se verá reflejada en su país, ya que los uruguayos encontraron “ el mejor régimen cambiario ” para ellos.

Argentina vive días de inestabilidad financiera tras la derrota del presidente, Mauricio Macri, en las elecciones primarias, quien atribuye la desconfianza inversora a su rival electoral, Alberto Fernández, que ha comenzado a dar algunas señales al mercado.

En concreto, el precio del dólar se ha disparado, como también lo ha hecho el índice de riesgo país que superó los 1.700 puntos básicos, el nivel más alto de los últimos diez años.

La hecatombe financiera hace prever que, tal como ocurrió el año pasado con varios episodios de sobresaltos cambiarios, la fuerte subida del dólar se traslade rápidamente a los precios de bienes de consumo masivo y golpee a la actividad económica en general, en recesión desde abril de 2018.