País

Pensiones graciables: Estado gasta más de US$ 1 millón al año

El Ministerio de Hacienda transfiere más de US$ 1 millón al año en concepto de pensiones graciables, según informaron desde la cartera estatal. Desde enero hasta setiembre de este año ya se destinaron a este fin más de G. 81 mil millones.

La Cámara de Diputados resolvió otorgar ayer una pensión graciable a Julio César Romero, conocido como Romerito, lo cual desató nuevamente el debate sobre lo que el Estado destina a estos pagos y quiénes cumplen los requisitos. En ese contexto, según datos proporcionados por Hacienda, durante el ejercicio fiscal de 2005, la cantidad de personas que percibían la pensión graciable alcanzaba un total de 373, mientras que este año llegó a 404, según se actualizó en la web de la estatal.

En cuanto al dinero destinado a este menester, en 2005 el monto era de G. 2.470 millones. No obstante, en el cierre del tercer trimestre de 2019, el monto asciende a G. 4.826 millones, “lo que representa más del doble de recursos del Fisco antes de concluir este periodo fiscal”, puntualiza el Ministerio de Hacienda. En promedio, al año se gastan en pensiones graciables más de G. 6 mil millones, es decir, más de US$ 1 millón anuales.

Evolución de transferencias, es decir, dinero destinado al pago de pensiones graciables.

Cabe resaltar que, según estipula la Ley N° 4.027/2010, entre los requisitos que deben reunir las personas para que se acojan a este beneficio se encuentran: ser paraguayos naturales o naturalizados, con residencia mínima continuada en el país de 40 años y que no puedan generar ingresos necesarios para una vida digna, es decir, deben declararse insolventes. Además, deben tener 60 años de edad cumplidos como mínimo y haber prestado servicios significativos para el país.

Así también, se enmarca dentro de los requisitos haberse destacado en actividades científicas, artísticas, deportivas o culturales que puedan ser comprobadas con documentos o ser hijos de personas fallecidas en acto de servicio.

En ese contexto, es importante mencionar que el mismo proyectista de la ley que otorga la pensión a Romerito, el diputado Walter Harms (ANR), reconoció que muchas de las personas que fueron beneficiadas con este pago no cumplen los requisitos.

El legislador Sebastián Villarejo (PPQ) considera que las pensiones graciables son un error del Congreso. Afirmó que se está rifando el dinero público y que, si se otorga a alguna persona un pago mensual por parte del Estado, debe ser en casos muy exclusivos de extrema pobreza.

En ese contexto, justamente, en la fecha el Senado aprobó una propuesta de aumentar de G. 2.200.000 la pensión graciable del conocido humorista Carlitos Vera a G. 5.000.000, haciendo una excepción a lo que dice la ley con respecto a que estos pagos no deben superar el salario mínimo vigente.