País

Denuncia que fue secuestrado y torturado por la Policía

Alberto Amarilla denunció hoy que fue secuestrado, torturado y amenazado de muerte por un suboficial de la Policía identificado como Jorgelino Amarilla, de Ciudad del Este, quien ya cuenta con numerosas denuncias en su contra. La víctima afirmó que el ataque fue en venganza por denunciar que liberaron a un miembro del Primer Comando da Capital.

Relató que el suboficial Jorgelino Amarilla encabezó su tortura. “Me agarraron en la calle entre dos autos: un Mercedes plateado y un Toyota Premio con chapa 562, también alguien de la Policía. Primero me cerraron el frente; yo pensé que era un secuestro. Ahí ya me abrieron la puerta de al lado, me pusieron capucha en la cara y me tiraron al suelo (diciendo): ‘jaha, jaha, jaha’”, recordó.

La víctima dijo que no sabe con certeza a dónde la llevaron, pero que fue en la zona de Presidente Franco. “Me bajé del auto hacia Franco y ellos hablaban con alguien y decían: ‘Acá estamos con el instructivo’. Después me llevaron a la Jefatura, ya en otro auto, en el que le agarraron al del PCC, Leandro Núñez de Moura”, agregó.

El hombre aseguró que Jorgelino le torturó en varias ocasiones y que su esposa y su hijo fueron testigos gracias a que él activó una alerta con la que cuenta su reloj de rastreo familiar y recibieron su ubicación inmediatamente cuando fue capturado. Además, afirmó que el suboficial incluso le apuntó con un arma en la cabeza y que parte de su tortura quedó registrada en videos. “Me sacaron la dentadura y dijeron que si no desbloqueaba (su celular) me iban a matar”, lamentó.

Asimismo, aseguró que este hecho se habría producido en represalia porque denunció que el presunto miembro del Primer Comando Capital fue liberado por la Policía paraguaya. Incluso, calificó a Amarilla de “soldado del crimen organizado camuflado dentro de la Policía Nacional que está en la frontera, ensuciando la imagen del Paraguay, del ministro y el comandante”.

El oficial Jorgelino Amarilla fue acusado por supuestamente haber cometido varios delitos en la zona de Ciudad del Este. Entre las denuncias que pesan en su contra figura la de ser el autor de los disparos que acabaron con la vida de un menor de 14 años. El hecho ocurrió en 1999, en el kilómetro 9 de esta capital departamental.

Además, en 2017, había amenazado de muerte a agentes de la Policía Municipal de Tránsito de Ciudad del Este por encepar su lujoso automóvil Mercedes Benz al estacionar en un lugar prohibido del microcentro esteño.

Según los datos publicados por Vanguardia en esa ocasión, el agente poseía antecedentes por violencia familiar, disparo de arma de fuego y secuestro. En algunos casos, estaba con suspensión a prueba o con sobreseimiento provisional. En ese entonces, el suboficial había sido trasladado a la Comandancia debido a continuos hechos irregulares.

Por otra parte, en 2013, fue uno de los dos policías que habían sido imputados por un secuestro exprés del que resultó víctima un ciudadano brasileño, dueño de una playa de venta de vehículos.