País

Abogado pedirá libertad de Cucho Cabaña y critica a la Fiscalía

Pedro Marinoni, abogado de Cucho Cabaña, dijo que solicitará la prisión domiciliaria para su cliente. Además, criticó a la Fiscalía por no presentar evidencias contra el supuesto jefe narco.

El abogado Pedro Marinoni, representante legal de Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho, explicó que la próxima semana pedirá la reducción de medidas y la prisión domiciliaria para su cliente.

"Voy a plantear la reducción de medidas para que él pueda salir de la cárcel y estar con prisión domiciliaria, bajo una fianza real de G. 5.000 millones y una fianza personal con similar al monto", indicó.

Además, Marinoni cuestionó el trabajo de la Fiscalía y aseguró que fueron negligentes por haber presentado la acusación, pero no las evidencias del caso.

Un Tribunal de Apelación admitió el lunes la apelación que había presentado la defensa de Cabaña y revocó la prórroga que se le había otorgado a la Fiscalía para presentar la carpeta con los elementos probatorios.

Lea más: Cucho Cabaña denuncia ante el JEM a la jueza Alicia Pedrozo

"Evidentemente estamos hablando de una negligencia muy grande de los fiscales y vamos a exigir nuestros derechos procesales", dijo el profesional del Derecho.

Por su parte, el juez Pedro Mayor Martínez, aseveró que los fiscales no presentaron todo el caudal probatorio en el plazo procesal previsto. Este requerimiento conclusivo debía ser presentado el pasado 13 de setiembre.

Al respecto, dijo que la Fiscalía General del Estado debe subsanar el error y en el caso de que no lo hiciera, se deberá liberar a todos los acusados en el caso.

Reinaldo Cabaña quedó detenido en setiembre del año pasado en el operativo Berilo. El mismo está procesado por tráfico de drogas, provisión de medios de transporte para tráfico de drogas, asociación criminal, comercialización de estupefacientes y lavado de dinero.

En diciembre del año pasado fue trasladado desde la Agrupación Especializada de la Policía Nacional hasta la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, tras denunciar amenazas de muerte.