País

Senepa lamenta ninguneo: hubo advertencias de epidemia ya en setiembre de 2019

La Dra. María Teresa Barán, directora del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa), recordó que la entidad ya advirtió sobre la epidemia del dengue en setiembre pasado y que el Ministerio de Salud emitió la primera alerta en octubre. Sin embargo, ninguna autoridad municipal ni de las gobernaciones hizo caso. “Parece que la gente tiene que sentir para creer”, expresó. Además, insistió en que las fumigaciones no se hacen a pedido particular ni la eliminación de los criaderos, una cuestión que recae en las personas y autoridades locales.

Barán conversó este lunes con radio ABC Cardinal y manifestó que la lucha contra el dengue debe ser entre todos, lo que implica una actividad individual, familiar y de las autoridades municipales, de las gobernaciones y del gobierno central.

En ese sentido, expresó que Senepa ya en setiembre del año pasado avisó sobre esta epidemia de dengue y que el Ministerio de Salud emitió la primera alerta en octubre. Sin embargo, ni las municipalidades ni las gobernaciones hicieron las tareas de concienciación para la eliminación de criaderos.

Barán explicó que en ese reporte se avisó sobre los mismos sitios en donde siempre se registran los brotes de la enfermedad, pero que no hubo respuesta sino hasta ahora. “Si cada uno hace lo que a cada uno le corresponde no íbamos a estar hablando de esta situación”, lamentó.

Por ejemplo, informó que en el área metropolitana existen 8 millones de cubiertas en desuso que no son recicladas por las municipalidades. Estos sitios son potenciales criaderos del Aedes aegypti, vector de dengue, zika y chikunguña.

“Hay una responsabilidad personal, familiar y de los gobiernos departamentales (...) Siempre tenemos en los mismos lugares, en los mismos distritos. Nadie creyó lo que en setiembre ya lanzamos. La primera alerta en octubre ya lanzamos”, expresó.

Barán explicó también que las fumigaciones se realizan tras evaluaciones técnicas y que no eliminan los criaderos. Recordó que el fin de semana pasado una persona se le acercó durante una minga y casi le agredió cuando le respondió que no podían hacer fumigaciones particulares. “Casi me pegó el señor cuando le pedí que limpie primero y luego vamos a fumigar”, relató.

Por último, abogó por la aplicación de fuertes multas por parte de las municipalidades a las chatarrerías y a las gomerías que no limpian sus locales en las ciudades en donde la enfermedad prolifera.

Los últimos números dados a conocer por el Ministerio de Salud hablan de que las notificaciones semanales en el área metropolitana subieron a 1.720 casos y se investigan cinco muertes por la enfermedad. Las estimaciones dicen que a finales de este mes se darían ya 2.000 notificaciones por semana.